Skip to content

¿Desarrollo alternativo o alternativas al desarrollo?

21/05/2013

Comunidad COMPARTE esta semana volvemos a un texto que  habíamos difundido el año pasado, es una interesante publicación sobre el debate que tenemos en este momento en la comunidad ¿desarrollo alternativo o alternativas al desarrollo?

Este número especial de la revista PUEBLOS de diciembre del 2011 aborda algunos puntos fundamentales para nuestra reflexión sobre el desarrollo alternativo o alternativas al desarrollo.

Se plantea un cuestionamiento serio y contundente al concepto de “desarrollo” como el gran mito de las últimas décadas, mostrando las contradicciones y tensiones entre las distintas concepciones de desarrollo y los límites sociales y ambientales que encarnan la principal contradicción.

Alguno de los artículos nos advierte del gran riesgo que corremos en esta crisis de intentar recuperar cuanto antes, y a cualquier precio, la senda del crecimiento económico y que , en consecuencia, queden postergadas cualesquiera otras consideraciones, incluidas las relativas a la equidad, la sostenibilidad, o los derechos humanos, ahondándose así en las características del “maldesarrollo”.

Este número nos acerca a distintas corrientes que emergen como novedad y propueta al concepto clásico de desarrollo: el decrecimiento, el ecofeminismo, el buen vivir… que aportan distintos elementos a esa nueva concepción del desarrollo o de la buena vida que soñamos para todas las personas. Sin duda, esta publicación nos aporta valiosos contenidos para nuestra comundidad y para el debate iniciado en torno al desarrollo alternativo.

Anuncios

Justicia y esperanza

02/05/2013

Compañeras y compañeros, permitirnos presentaros este video con la entrevista realizada a Patxi Alvarez, ex-director adjunto de ALBOAN y actual responsable de Justicia Social y Ecología de la Compañia de Jesús. COMPARTE también siente que promover la justicia social en general y la esperanza en particular es un desafío que nos interpela.

Promover la justicia significa transformar estructuras políticas, económicas y finalmente mentalidades. Así, se puede trabajar en diferentes campos: ecología, derecho a la educación, personas migrantes y desplazadas, derechos humanos en situaciones de violencia, y la gobernanza de los recursos naturales.

Existen motivos para la preocupación, pero también para la esperanza.  Junto al crecimiento de la desigualdad y el deterioro medioambiental, creemos en las personas, en la capacidad de las personas, en las iniciativas pequeñas que no se ven pero que son realmente las que pueden realizar un cambio en las personas.

Parafraseando a Patxi Álvarez, COMPARTE es una coalición en la que personas con diversas tradiciones religiosas y éticas nos encontramos, generamos lazos de amistad, colaboramos  y contribuimos a un mundo nuevo.

La declaración del derecho al desarrollo

26/04/2013

“No es por acción de la naturaleza que más de 1.000 millones de personas están atrapadas en las garras de la pobreza. Es resultado de que se les haya negado el derecho humano fundamental al desarrollo”.

Navi Pillay- Alta Comisionada de las Naciones Unidas (2011)

Estas palabras reflejan la situación actual de negación sistemática de dicho derecho, cuyo reconocimiento y ejercicio son urgentes para una parte significativa de la humanidad.

PORTADA-DECLARACION-DERECHO-AL-DESARROLLO

“El Derecho al Desarrollo es un derecho humano inalienable por virtud del cual todos los seres humanos están facultados para participar en un desarrollo económico, social, cultural, y político en el que puedan realizarse plenamente todos los derechos humanos y las libertades fundamentales, a contribuir a este desarrollo y a disfrutar de él”.

-Artículo 1, Declaración del Derecho al Desarrollo

La primera definición y caracterización del derecho al desarrollo se la debemos al jurista senegalés Keba M’Baye. No es casualidad que sean autores procedentes de África los que se encuentren detrás de la elaboración doctrinal en torno a la idea del derecho al desarrollo. Así, fue  incluido en la Carta Africana de los Derechos Humanos y de los Pueblos en 1981. En 1986 fue aprobada la Declaración de las Naciones Unidas. La Conferencia de Viena vuelve a proclamar este derecho en 1993 y se reafirma en el 2000 en las Declaraciones del Milenio y en otras Cumbres Mundiales y conferencias.

La elaboración doctrinal del Derecho al Desarrollo presenta limitaciones. Es un documento de consenso cuyo principal problema es su valor ético y jurídico.  Se podría decir que refleja los debates políticos entre el Sur (en la búsqueda de un orden internacional basado en la equidad) y el Norte. El BM y FMI no lo han aceptado fácilmente por su vinculación con la agenda de derechos humanos. Y es que existe un vacío de claridad conceptual de estos derechos y cómo se interrelacionan a nivel regional, nacional e internacional. La principal controversia viene de la implementación de este derecho a nivel internacional.

En este sentido, el artículo 2 de la Declaración señala que “Todos los seres humanos tienen la responsabilidad de desarrollarse individual y colectivamente”. De esta forma, vincula a la persona con la comunidad en la que se inserta y con el sistema internacional. Además, señala que el desarrollo no es responsabilidad exclusiva de los Estados.

Los elementos de claves de la Declaración del Derecho al Desarrollo son: situar a las personas en el centro del proceso de desarrollo multidimensional, velar por su participación activa, libre y significativa, con énfasis en la participación de las mujeres, garantizar la no discriminación, distribuir equitativamente los beneficios del desarrollo, respetar la libre determinación y la soberanía sobre los recursos naturales, enmarcar todo ello en un proceso que promueva otros derechos civiles, políticos, económicos, sociales y culturales. Además, señala la necesidad de la creación de un Nuevo Orden Económico Internacional.

COMPARTE reconoce el derecho al desarrollo y asume estos rasgos para que una parte significativa de la humanidad pueda salir de la pobreza y desarrollarse.

El futuro que queremos

22/04/2013

Compañeras y compañeros del COMPARTE, traemos hoy una propuesta que posiblemente conozcáis.

¿Qué futuro queremos?

La capacidad de elegir está vinculada a la consecución de los derechos sustantivos que permiten que se den las condiciones estructurales que garantizan a las mujeres el efectivo ejercicio de sus derechos, recogidos en diversos instrumentos como la CEDAW (Convención sobre la Eliminación de Todas las Formas de Discriminación contra la Mujer).

Desde las Naciones Unidas, en el marco de los procesos de consulta para la agenda Post 2015, se realiza una Consulta Virtual hasta el 30 de abril, cuyo objetivo es abrir un espacio donde compartir e intercambiar los diferentes puntos de vista sobre cómo la próxima agenda de desarrollo debe incluir la igualdad de género como prioridad. Leer más

post2015

En su país, región o localidad:

¿Cuáles son las precondiciones necesarias para que las mujeres puedan desarrollar y ejercer efectivamente su capacidad para elegir y cómo se articulan e interrelacionan?

¿Qué condiciones estructurales (sociales, económicas, políticas, etc.) favorecen una mayor capacidad de las mujeres para elegir en su contexto?, ¿podría darnos un ejemplo concreto?

Soñemos y construyamos un mundo donde la igualdad de género sea una realidad

 

Las mujeres y el desarrollo humano

11/04/2013

libro

¨Han pasado más de sesenta años desde que los fundadores de las Naciones Unidas consagraron en la primera página de nuestra Constitución, la igualdad de derechos de hombres y mujeres. Desde entonces, informe tras informe ha demostrado que no existe una herramienta más eficaz para el desarrollo que el empoderamiento de las mujeres. Ninguna otra política tiene las mismas posibilidades de aumentar la productividad económica o reducir la mortalidad infantil y materna. Ninguna otra política es tan segura para mejorar la nutrición y promover la salud, incluida la prevención del VIH / SIDA. Ninguna otra política es tan poderosa en el aumento de las posibilidades de educación de la próxima generación. Y también me atrevería a decir que es la política más importante para prevenir conflictos y lograr la reconciliación una vez terminados los conflictos. Sin embargo, cuales quiera que sean los auténticos beneficios de invertir en las mujeres, los hechos más importantes prevalecen: Las mujeres tienen derecho a vivir en dignidad y en libertad fuera de la pobreza y el miedo”.

                                                                                                                 Kofi Annan, Secretario General de la ONU

Sin embargo, las mujeres siguen teniendo menos oportunidades que los hombres para vivir libres de miedos y disfrutar de tipos más gratificantes de amor, de acuerdo con Martha Nussbaum. Esta autora confirma que “las mujeres carecen de apoyo en funciones fundamentales de la vida humana en la mayor parte del mundo. Están peor alimentadas que los hombres, tienen un nivel inferior de salud, son más vulnerables a la violencia física y al abuso sexual”. Tales factores, entre otros, se ven reflejados en el estado anímico o bienestar emocional.

En cualquier caso, resume la autora, “las desiguales circunstancias sociales y políticas dan a las mujeres capacidades humanas desiguales”, y son tratadas como simples medios para obtener los fines de otros: reproductoras, encargadas de cuidados, puntos de descarga sexual, agentes de la prosperidad de una familia, etc. La desigualdad, explica Nussbaum, está en correlación directa con la pobreza.

En definitiva, el hecho de que las mujeres, por su desigualdad, no logren un nivel más alto de capacidad como el que les da acceso a la opción de las funciones humanas centrales es un problema de justicia.

Evidentemente, las organizaciones que formamos parte de COMPARTE compartimos estos planteamientos y, en palabras de una de las organizaciones, se reconoce que “la acción y el protagonismo de las mujeres en relación de equidad y de democracia en género, es un elemento fuerte sobre el cual intercambiar experiencias en el futuro”.

Una historia de café solidario: CAPELTIC

27/03/2013

capelticAmigos/amigas del COMPARTE, esta semana compartimos un video muy interesante que nos envían desde CHIAPAS-MÉXICO  los compañeros/as  del CEDIAC.

No se pierdan esta historia centrada en las personas que trabajan hombro a hombro por el bien común.

El proyecto de Capeltic es ahora una realidad que agrupa cooperativas formada por personas indígenas que viven en zonas con altos índices de pobreza y marginación. Estas cooperativas han ido avanzando y añadiendo valor a su producto hasta lograr venderlo directamente al consumidor final en distintas universidades mexicanas. La colaboración entre productores, técnicos, fundaciones y las propias universidades están dando muy buenos resultados al proyecto.

Felicitaciones a los/as compañeras de CAPELTIC, su experiencia nos ayuda y nos anima a seguir trabajando por alternativas económicas más justas y centradas en las personas.

Informe Desarrollo Humano 2013. El ascenso del Sur: Progreso humano en un mundo diverso

22/03/2013

“El enfoque del desarrollo humano es un gran avance en el difícil ejercicio de comprender los logros y  las carencias de la vida humana, y de reconocer la importancia de la reflexión y el diálogo, y cómo a través de estos aumenta la justicia y la equidad en el mundo”. Amartya Sen.

IDH2013

El Informe 2013 no sólo analiza la geopolítica de nuestros tiempos y los nuevos actores que están dando forma al paisaje del desarrollo, sino que también es una invitación a la reflexión.

Se analizan en mayor detalle muchos aspectos del ascenso del Sur y sus implicaciones sobre el desarrollo humano. En el capítulo 1, se evalúa el estado actual de desarrollo humano a nivel mundial y regional, con énfasis en las tendencias, desafíos y avances obtenidos en áreas clave interrelacionadas, como la pobreza, la desigualdad, la integración social y la seguridad humana. El capítulo 2 explica la forma en que los países del Sur surgen como parte fundamental de la economía mundial, convirtiéndose tanto en impulsores del crecimiento como en catalizadores del cambio en otros países en desarrollo. Asimismo, identifica algunos de los desafíos emergentes de esta situación. En el capítulo 3, se analizan las políticas y estrategias que han respaldado el progreso en algunos de los países más prósperos del Sur. En el capítulo 4, se introducen dos preguntas fundamentales que nos interpelan a las organizaciones del Sur y del Norte: ¿será posible mantener este progreso?, ¿cuáles serán los desafíos futuros para mantener un desarrollo humano sostenible?  El capítulo 5 detalla las posibilidades de contar con políticas y principios que faciliten un nuevo marco de trabajo de gobernanza mundial y regional que represente y responda plenamente el ascenso del Sur, preservando los intereses a largo plazo tanto del Sur como del Norte.

Diagnóstico: Las estructuras económicas y políticas del mundo están en proceso de cambio en un momento caracterizado por recurrentes crisis financieras, empeoramiento del cambio climático y creciente malestar social. Las instituciones mundiales parecen no ser capaces de adecuarse a las cambiantes relaciones de poder, de garantizar un suministro adecuado de bienes públicos mundiales para responder a las necesidades regionales y mundiales, ni de responder ante la creciente necesidad de mayor igualdad y sostenibilidad.

Este fenómeno, junto con las diversas vías de las instituciones mundiales, necesita una mayor flexibilidad para reforzar directivas que prioricen a las personas e impulsen el trabajo enérgico por un mundo mejor y más justo. Potencialmente, la creciente diversidad en los patrones de desarrollo está generando un espacio, incluso una demanda, de diálogo y reestructuración mundial. Hay campo de acción para la innovación y la aparición de marcos de trabajo de gobernanza nacional, regional y mundial caracterizados por principios de democracia, igualdad y sostenibilidad.

De nuevo el Informe indica que el crecimiento económico por sí solo no se traduce automáticamente en el progreso del desarrollo humano. Políticas a favor de los pobres e inversiones significativas en las capacidades de las personas pueden expandir el acceso al trabajo digno y brindar un progreso sostenido. Se señalan cuatro áreas específicas de enfoque: mejora de la igualdad, incluida la dimensión de género, dotación de voz y participación a las mujeres y los hombres, incluida la juventud, confrontación de presiones ambientales; y manejo del cambio demográfico.  ¿Qué nos parecen, al COMPARTE, estos debates?